Ejercicios de yoga mental para el trabajo (marketing digital u otro)

El trabajo de la vida diaria occidental nos tiene sumergidos en una vorágine de estrés, pensamientos automáticos, preocupaciones, etc. Pero, existen ejercicios de yoga mental o meditación que nos pueden ayudar a vivir relajados e, incluso, a relajarnos en los momentos de más estrés como el trabajo. El yoga se basa en conceptos teóricos pero gracias a sus ejercicios podemos aprender a llevar a la vida real sus conceptos y tener así una vida y una mente más positivas y productivas. (Actualizado: 02/10/2015)

 

ESTAR AQUÍ Y AHORA (¡FUERA RUTINA!)

No nos damos cuenta, pero la mayoría de las veces, en nuestro trabajo, nos pasamos una gran parte del tiempo pensando en varias cosas a la vez (cosas que hemos hecho, que tenemos que hacer, dudas, etc.) Si en vez de eso, intentamos no dejar que nos afecten preocupaciones sobre el pasado o futuro, podemos conectar mejor con lo que hacemos aquí y ahora. ¿Qué quiere decir esto? Que si en vez de pensar en varias cosas a la vez, pensamos sólo en el posttrabajo que estamos haciendo en cada momento, cada instante se vive con mayor viveza. Esto no significa que no podamos pensar en lo que va a pasar, sino que debemos hacerlo de forma consciente y atenta, no pensando de forma automática y compulsiva.

 


 

 Mientras un día Buda iba paseando por un camino, frente a él se encontró un hombre que, al cruzarse con él, le escupió. Al día siguiente, paseando por el mismo camino, Buda se encontró al mismo hombre. Buda, entonces, le sonrió, transmitiéndole paz y amor. El hombre le preguntó: -«¿Cómo puede sonreirme después de lo que hice ayer?»- Y Buda respondió: – «Porque que tú ya no eres el mismo hombre que me escupió, ni yo soy ya el mismo que recibió el escupitajo.»-

EN EL TRABAJO: Permítete renovarte a cada segundo que vivas. Cuando trabajes, céntrate en lo que haces a cada momento. Aunque el trabajo implique hacer varias cosas diferentes, este ejercicio de yoga te ayudará a centrarte en el presente te enseñará a tener mayor consciencia de lo que haces, con lo cual cometerás menos fallos, disfrutarás más del proceso y olvidarás el estrés y/o la rutina.

—–

EJERCICIOS – Pautas

Como en todos los ejercicios, lo primero es situarse en un lugar tranquilo. Comenzamos erguidos, con la espalda recta y estirada. Hay que intentar que el cuerpo quede estático. Si hay que moverse, lo haremos, pero siempre de forma consciente y lenta, no automática. La mente ha de estar atenta, perceptiva y relajada. Respiración pausada. Cuando el pensamiento se desvíe, lo encauzamos al ejercicio. Si tenemos emociones, sentimientos, estados de ánimo como desasosiego, tristeza, ansiedad, abatimiento, desidia… los dejamos pasar y volvemos a centrar nuestro pensamiento en el ejercicio.

EJERCICIO 1face13

Fijamos y dirigimos la mente hacia el entrecejo con exclusión de todo lo demás. Cuando la atención se vaya, la agarramos y la dirigimos de nuevo al entrecejo.

EJERCICIO 2

Ahora dirigimos nuestra atención, moviéndola desde la base de nuestra espina dorsal a la zona más alta de la cabeza y de la zona más alta de la cabeza a la parte más baja de nuestra espina dorsal, una y otra vez. Mientras desplazamos el foco de nuestra atención, habrá momentos en los que nos vengan otros pensamientos a la cabeza. No pasa nada, simplemente cuando la mente se vaya, la reconducimos al ejercicio.

 

CÓMO DOMINAR LOS PENSAMIENTOS

Muchas veces nuestros pensamientos salen de nosotros de forma automática, así que, la mayor parte del tiempo, no somos conscientes de en qué estamos pensando. Muchos de estos pensamientos automáticos suelen ser fuente de preocupaciones y tener que ver con  situaciones del pasado o futuro, normalmente negativas. En el trabajo pueden estar relacionados con problemas laborales acerca de cosas que tenemos que hacer o cosas que han pasado. De cualquier manera, en cualquier ámbito, trabajar con ciertos ejercicios de yoga mental, nos ayudará a cambiar pensamientos negativos y  redirigirlos de forma consciente:

  • post2El mirar inafectado

De forma que podemos mirar inafectadamente, desde lo alto de una colina, lo que pasa en un valle, así podemos probar a observar los pensamientos sin que los mismos nos afecten.

  • Cortar los pensamientos

Cortar los automatismos mentales. No nos damos cuenta, pero nos dejamos llevar por nuestros pensamientos sin pararnos a pensar en los mismos. Así, muchas veces acumulamos emociones negativas que podemos cortar o suprimir de forma consciente.

  • Ignorar los pensamientos

EN EL TRABAJO: La mente no es estática, fluye, se modifica a cada momento. De esa manera, podemos acostumbrarnos a cambiar de forma voluntaria ciertos estados mentales negativos (desidia, estrés, abatimiento, etc.) por otros más positivos (tranquilidad, atención, concentración, etc.). Los siguientes ejercicios de yoga mentales, realizados regularmente, nos ayudarán a redirigir los pensamientos que tengamos, de forma automática, hacia otros más positivos y productivos.

—–

seaEJERCICIO 3– El mirar inafectado

Consiste en enfocar la atención, observar, atentos, a los pensamientos que pasan por nuestra mente. Lo haremos de forma serena, sin juzgar ni dar importancia a los mismos. El ejercicio trata de observar, captar, estar atentos y no desaprobar o aprobar, simplemente captar. Ser observadores inafectados de nuestros propios pensamientos. Tampoco crearemos ni suprimiremos pensamientos y, si estos nos arrastran, dirigimos de nuevo la atención al ejercicio, es decir, a la observación imparcial de nuestra mente.

EJERCICIO 4 – Cortar los pensamientos en su propia raíz

Seguimos observando el espacio mental, muy atentos y alertas, y cuando nazca un pensamiento, lo cortaremos. No importa que salga un pensamiento y otro y otro y otro… lo importante es ejercitar la determinación de intentar cortar los pensamientos en su propia raíz., tantas veces como sea necesario.

Este post está basado en las teorías de Buda y sus ejercicios. Los ejercicios explicados más arriba, se han basado, intentando mantener su esencia original, en los audios de Ejercicios de Yoga Mental de Ramiro Calle alojadas en Ivoox.

 

Espero que os haya gustado este post y que os pueda ayudar a ser más felices, que no todo es trabajar 😉

¡Un abrazo!