PERIODISMO INFORMATIVO: LA ENTREVISTA II

Seguimos con la continuación del post de la semana pasada, Periodismo Informativo: La Entrevista I, con más características importantes que nos servirán a la hora de escribir una entrevista.

LA SITUACIÓN DE LA ENTREVISTA

entrevistaEl periodista se encuentra entre lo público y lo privado, y que suele trabajar para un tercero. Como entrevistado y entrevistador tendrán intereses distintos, es responsabilidad del periodista conseguir denudar el alma del entrevistado. Así, la relación entre ambos es asimétrica.

La voz del entrevistado es más importante que la nuestra. Existe también una asimetría inversa, el personaje está con nosotros para ser guiado, interrumpido, criticado y derivado a diferentes temas. Por otra parte, el periodista suele trabajar para un medio cuyas reglas ha de tener en cuenta. Por ello, debemos estructurar el diálogo pensando en los lectores, mientras que el entrevistado pensará en su ambiente, colegas o en como se juzgan sus declaraciones. Por todo ello, el periodista ha de realizar un trabajo importante para atenuar tensiones o suspicacias y convertirse en una persona confiable. Debemos expresar nuestras ideas con sobriedad para disminuir el misterio que representamos para el entrevistado.

Aún cuando no haya terceras personas, el lugar está poblado de fantasmas. El entrevistado célebre, consciente de éstos, puede sentirse tan sobrado que conteste sin temor. Sin embargo, el entrevistado sin experiencia suele contestar ingenuamente sin calcular los efectos y son proclives a confundir la entrevista con una charla confidencial. Si tenemos la impresión de que el sujeto cree que que lo que ha dicho no será publicado, debemos de advertirle de que vamos a hacerlo.

¿Qué es una buena entrevista?

Debe tener un equilibrio delicado entre para acercarnos lo suficiente a nuestro interlocutor pero guardando a la vez las distancias. Esta capacidad de crear química con los entrevistados es básica y es necesaria en casi cualquier ámbito periodístico.

EDICIÓN

Es el paso que debemos tomar una vez realizada la entrevista. En primer lugar habrá que seleccionar las mejores respuestas.

El periodista ha de decidir si utilizará el formato pregunta-respuesta o elegirá la forma de relato. Estas decisiones junto con el orden de las respuestas y la selección del título son aspectos fundamentales.

Algunos medios consideran una regla de cortesía entregar el borrador de la entrevista al entrevistado para que lo corrija. Hay campos en los que puede resultar conveniente (sobre todo cuando se han usado términos técnicos complejos).

No necesariamente se ha de publicar todo el contenido de la entrevista aunque a veces el reflejar la negativa a responder a ciertas cuestiones dice mucho sobre el entrevistado.

El Titular

Encabezar con una frase pronunciada (precedida del nombre del entrevistado).

En estos casos podemos resumir o condensar la idea que resuma la entrevista sin alterar el contenido.

Correcciones lingüísticas

A veces sucede que el entrevistado se expresa de forma incorrecta gramaticalmente o redundante. En estos casos, se permite corregir las expresiones, resumir o buscar sinónimos, siempre y cuando no alteremos el significado final de las frases. Algunos ejemplos de entrevistas que he escrito y que os dejo como ejemplo, pueden ser:

Ya hemos visto, la noticia, el reportaje y la entrevista. Sólo nos falta hablar de la crónica, lo que haremos la semana que viene, para terminar un repaso por todos los géneros informativos del periodismo. Más adelante, poco a poco, veremos los géneros interpretativos y opinativos con lo que aprenderemos a escribir cualquier pieza periodística, lo que nos dará mucha seguridad y profesionalidad, como periodistas digitales o 2.0, para actualizar contenido para nuestros blogs o webs. Si os ha gustado este post, comentádlo y publicádlo en vuestras redes sociales. Como siempre, os invito a sugerirme cualquier tema que os pueda interesar. Gracias por leer, ¡Buenas semana!